El ingreso mínimo vital (IMV), medida estrella del Gobierno de coalición para completar el «escudo social» desplegado con urgencia para hacer frente a la pandemia, ya está en marcha. Un Consejo de Ministros extraordinario dio luz verde ayer a lo que el vicepresidente segundo del Ejecutivo, Pablo Iglesias, definió como un «nuevo derecho social» de la ciudadanía y el mayor avance desde que en el 2006 se aprobó la Ley de Dependencia.

Esta prestación tiene el objetivo de atajar el «problema estructural» que la pobreza supone en España. En concreto, el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, subrayó que en la práctica permitirá acabar con la pobreza extrema -con especial atención a las familias con menores- que hoy afecta a 600.000 hogares y 1,6 millones de individuos, una asignatura pendiente por la que el Consejo Europeo reprende a España desde el 2016.

Haz clic en este enlace para ver todos los detalles de la nueva prestación:

https://www.mscbs.gob.es/ssi/covid19/ingresoMinVital/home.htm